Cercle Mindfulness | Cercle MindFulness

Nuestros pensamientos y sentimientos fluyen como un río

Si intentamos detener la corriente de un río, nos encontraremos con la resistencia del agua.

Es mejor fluir con ella, y entonces quizás podremos guiarla hacia donde queremos que vaya.

Nuestros pensamientos y sentimientos fluyen como un río. Si intentamos detener el fluir del río, nos encontraremos con la resistencia del agua. Es mejor fluir con ella, y después quizá consigamos guiarla hacia donde queramos ir. No debemos tratar de detenerla.

Recuerda que el río debe fluir y que lo vamos a seguir. Debemos ser conscientes del nacimiento, duración y desaparición de todos los pensamientos, sensaciones y sentimientos que surjan en nosotros. ¿Lo ves? Ahora la resistencia empieza a desaparecer. El río de las percepciones todavía fluye, pero no en la oscuridad. Está fluyendo en los rayos del sol de la comprensión. Mantener el sol brillando siempre en nuestro interior, iluminando cada afluente, cada canto rodado, cada vuelta en el río, es la práctica de la meditación.

Practicar meditación es, antes que nada, observar y seguir estos detalles.

 
Thich Nhat Hanh