Mindfulness | Cercle MindFulness

Mindfulness

¿Qué es mindfulness o atención plena?

El mindfulness es la consciencia que surge al prestar atención de forma intencionada, al momento presente, sin juzgar.
Jon Kabat-Zinn

 

Significa desarrollar la habilidad de prestar atención a nuestra experiencia momento a momento de una forma particular: con intención, curiosidad, apertura, aceptación y una actitud amable hacia nosotros mismos y hacia nuestra experiencia, permitiendo que las cosas sean como son y suspendiendo el juicio y la autocrítica.

Practicando mindfulness somos más conscientes de:

  • Lo que está sucediendo en nuestra mente (pensamientos y emociones), en nuestro cuerpo (sensaciones) y a nuestro alrededor.
  • Cómo pensamientos, emociones y sensaciones están interrelacionados.
  • Cómo nuestra atención parece ser constantemente “secuestrada” por nuestros pensamientos, ya sea relacionados con el pasado (recuerdos, historias, comparaciones, asociaciones...), o con el futuro (planificaciones, preocupaciones...).
  • Cuándo nuestra mente se queda atrapada en patrones de pensamiento que nos perjudican.
  • La tendencia de la mente a juzgar nuestra experiencia (me gusta / no me gusta) y a nosotros mismos, y a querer cambiar o controlar las cosas para que sean de nuestro agrado.

Esta consciencia es la que nos permite parar y redirigir la atención a nuestra experiencia del momento presente una y otra vez.

El Mindfulness

NO és apartarse de la realidad
NO és dejar la mente en blanco
NO és suprimir pensamientos o emociones desagradables
NO és una técnica de relajación
NO és forzar el pensamiento positivo
NO és espiritualidad
NO és una terapia.
NO és un remedio rápido

 

Mindfulness

ES una manera de ser que podemos continuar explorando durante toda la vida. 

La consciencia plena puede suceder espontáneamente: estamos especialmente atentos cuando caminamos sobre piedras resbaladizas. Todos podemos adoptar este estado mental durante un breve período de tiempo. Todos tenemos una habilidad inherente para prestar atención plena, pero es difícil mantenerla consistentemente en nuestra vida y es por ello que necesitamos entrenarla: esto es lo que hacemos en los programas basados en mindfulness.

Aunque está basado en la meditación budista, el mindfulness puede ser aprendido y practicado por cualquier persona, independientemente de su religión o cultura. Los programas basados en mindfulness integran antiguas prácticas meditativas budistas con el actual conocimiento psicológico, y se imparten de una manera completamente secular.

¿Cómo me puede ayudar el mindfulness?

El mindfulness consiste simplemente en prestar atención al momento presente. Es una manera de regresar a nosotros mismos y vivir nuestras vidas con más plenitud.

El mindfulness nos ayuda a tener una experiencia más directa de nuestras vidas mientras las vivimos. Esto nos permite disfrutar más de las cosas sencillas, como puede ser un momento compartido con un hijo o con la pareja.

Al ser un tipo de atención afectuosa hacia nosotros mismos y nuestra experiencia, nos ayuda a soltar los juicios y ser amables y comprensivos tanto con nosotros como con los demás.

Practicando mindfulness somos más conscientes de nuestros pensamientos, emociones y sensaciones corporales, y esto hace que seamos capaces de gestionarlos, en vez de permitir que nos superen. Descubrimos cómo vivir en el momento presente en vez de rumiar sobre el pasado o preocuparnos por el futuro, y aprendemos a regular nuestras emociones y a mejorar las relaciones interpersonales, ganando confianza en nosotros mismos.

El mindfulness nos ayuda a observar las situaciones con una perspectiva más amplia. Incrementa la habilidad de ver las cosas con más claridad, tal como son, sin juicios. Ello nos permite tomar decisiones más sabias sobre nuestra salud y la vida en general. Cambia nuestra relación con el dolor y las dificultades.

Un entrenamiento en mindfulness es un entrenamiento en atención. Facilita tanto focalizar como expandir la atención mientras tomamos consciencia de nosotros y del mundo que nos rodea. Estimula nuestra atención y concentración de manera que podamos ser más conscientes de nuestra experiencia durante más tiempo. Ello significa que tenemos más opciones a la hora de afrontar el próximo momento, cosa que reduce nuestro estrés y sufrimiento. Muchos de nosotros estamos atrapados en reacciones automáticas la mayor parte del tiempo. Practicando mindfulness podemos empezar a reconocer nuestros patrones de reactividad y desarrollar maneras más conscientes y hábiles de responder a las situaciones en vez de reaccionar automàticament. Así pues, el mindfulness incrementa la capacidad de afrontar mejor situaciones estresantes, tanto a corto como a largo plazo.

Numerosas investigaciones científicas han demostrado la eficacia del programa de mindfulness MBSR para prevenir y reducir síntomas físicos y psicológicos en pacientes con ansiedad, asma, cáncer, dolor crónico, diabetes, fibromialgia, trastornos gastrointestinales, cardiopatía, VIH, sofocación, hipertensión, depresión, alteraciones del sueño y trastornos causados por el estrés.